Incluso en verano, el aislamiento térmico contribuye a una mejor temperatura en nuestras casas. Generalmente, cuando se habla acerca de los beneficios de un aislamiento de calidad, se hace en el contexto de evitar la pérdida de calor en invierno. Por ello, sus ventajas de cara al verano a menudo son pasadas por alto, lo que lleva a los propietarios a subestimar su efectividad durante los meses más calurosos. En cambio, es importante observar cómo este elemento se comporta durante todo el año para ver su valor real.

Aislamientos térmicos para verano

A medida que los meses se vuelven más calurosos y los días más largos, también lo hace nuestra dependencia del aire acondicionado. Esto supone un mayor coste en el suministro eléctrico, y también aumenta el desgaste del equipo de refrigeración.

Al realizar mejoras en el aislamiento de una vivienda, se incrementa la eficiencia energética de esta. Agregar aislamiento en el tejado, y mejorar la hermeticidad general, puede reducir bastante la factura de la luz en verano, así como los costes de mantenimiento especialmente en ciudades como Valencia que, además, tienen que hacer frente al ambiente húmedo durante gran parte del día. Además, una casa bien aislada es un espacio habitable más tranquilo y confortable, con menos corrientes de aire y una temperatura más uniforme en todas las habitaciones.

Un elemento básico en verano

El aislamiento es el elemento que mantiene un hogar a una temperatura cómoda y constante en verano. Si bien puede parecer que la unidad de aire acondicionado es la estrella, el aislamiento es lo que, en realidad, está marcando la mayor diferencia.

Se puede maximizar la efectividad tanto del aire calentado como del aire enfriado. Además, a medida que los meses se vuelven más calurosos, las mejoras de aislamiento se hacen aún más notables, ya que ayudan a combatir el calor de manera efectiva.

Características de los aislamientos térmicos para verano

En términos básicos, las características más deseadas en el aislamiento de una casa son: que proporcione aislamiento térmico, que evite el flujo de aire no deseado, que resista el fuego y que evite que crezca el moho.

  • Sobre la capacidad aislante, al igual que una nevera bien aislada necesita menos hielo para mantener las bebidas frescas durante toda la tarde, una casa bien aislada en Valencia necesita menos aire acondicionado para mantener a los ocupantes cómodos durante todo el verano.
  • La hermeticidad. Como se ha demostrado en la construcción de casas pasivas, es un factor clave para conseguir el mayor ahorro energético.
  • En caso de incendio, un aislamiento ignífugo puede ser determinante para evitar que este se propague con facilidad por todo el edificio.
  • Y, si hay muchas humedades, un aislamiento a prueba de moho puede evitar la proliferación de microorganismos tóxicos.

aislamientos térmicos para verano en Valencia

Una cuestión de cifras

En ciudades como Valencia, la temperatura media que se alcanza en verano puede llegar hasta los 31 °C en agosto. Pues bien, en una vivienda mal aislada, especialmente con la fachada expuesta al sol y que esté situada en el último piso, esa temperatura puede incrementarse en 10°, lo que dificulta enormemente la habitabilidad, al menos de manera confortable. Por el contrario, si la vivienda está bien aislada, se reduce la temperatura hasta 9°. Cabe señalar que estas cifras son orientativas y dependen del alcance del aislamiento (tejado, paredes, etc.) y de la calidad de este.

Cuando se trata de dormir, la temperatura ideal se encuentra entre 18 °C y 21 °C, y puede conseguirse simplemente invirtiendo en un buen aislante. Muchas viviendas mal aisladas pueden alcanzar temperaturas de 25ºC o 26ºC durante la noche, impidiendo el descanso de las familias y la aparición de las famosas «noches eternas» en las que es muy complicado dormir más de un par de horas seguidas.

Pasa el mejor verano posible

En definitiva, la mejor forma de estar frescos en verano, y la más barata, es invertir en un buen aislamiento. Sin duda, se trata de una opción más sostenible y económica que incrementar el gasto en suministro eléctrico para alimentar el aparato de aire acondicionado u otros sistemas destinados a reducir la temperatura.

Empresas de aislamiento térmico en Valencia como Provaiser pueden ayudarte. Estamos especializados en la instalación de aislamientos con lana de roca o celulosa insuflada en Valencia. Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.