Todos estamos de acuerdo en que, para que podamos sentirnos cómodos en nuestro hogar, es necesario mantener la temperatura para estar en casa en el rango adecuado. Sin embargo, debemos controlar el consumo energético para que no se dispare la factura de luz. En este artículo detallaremos qué rango de grados son los que debemos seleccionar tanto en invierno como en verano. También hablaremos de cómo afecta el certificado energético de una vivienda a todo este proceso.

¿Cuál es la temperatura para estar en casa ideal en invierno?

Está claro que la temperatura ideal de una vivienda depende de muchos factores. Entre ellos podemos citar si las personas que viven en ella son frioleros o calurosos, si la casa tiene un buen aislamiento térmico con lana de vidrio, si hay bebés, si está situada en una zona con alta humedad ambiental, etc. No obstante, hay ciertos puntos importantes que son comunes a todas las opciones para lograr una eficiencia energética a la hora de poner la calefacción o el aparato de climatización.

En primer lugar, es fundamental apostar por la temperatura de confort, es decir, aquella en la que no tendremos ni frío ni calor. Para conseguir este objetivo debemos hacer caso a los datos ofrecidos por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), los cuales afirman que debemos mantener nuestros hogares en una temperatura constante de 20 ºC o 21 ºC. Así, conseguiremos equilibrar el confort y la eficiencia energética.

Sensaciones térmicas

La sensación térmica de cada persona no debe ser motivo para subir o bajar la temperatura, sino que, en caso de tener frío, deberemos abrigarnos más y, en caso de tener sensación de calor, quitarnos alguna prenda de ropa. Esta es la única manera de no derrochar energía y que se dispare nuestra factura a final de mes porque hay que ser conscientes de que cada grado puede reducir o aumentar entre un 10 % y un 20 % el consumo energético.

Eso sí, por la noche o si la casa va a estar vacía ciertas horas seguidas, lo más recomendable es apagar la calefacción. Sin embargo, si la vivienda está mal aislada, conviene mantener la calefacción encendida, pero con un rango de temperatura que oscile entre 15 ºC y 17 ºC.

Cada persona tiene unas preferencias distintas, pero estamos dando la temperatura más objetiva posible. La idea es estar cómodos en casa sin necesidad de pagar más de la cuenta.

Por ello, recomendamos contar con un buen aislamiento en casa para que sea más sencillo conseguir la temperatura de confort en el hogar. De la misma forma, apostar por un sistema de calefacción regulable también ayudará a que el ahorro energético sea efectivo.

estar cómodo en casa

¿Cuál es la temperatura ideal en verano?

A diferencia de la época invernal, donde se utilizan los sistemas de calefacción, el aire acondicionado es el gran aliado del verano para climatizar nuestras estancias, y, por ello, también debemos tener especial atención a la hora de indicar el rango de temperaturas. Para alcanzar el confort térmico, debemos seleccionar entre 24 ºC y 26 ºC.

En caso de que haya días de extremo calor, no es aconsejable bajar bruscamente la temperatura porque, además de afectar a la salud, el consumo energético alcanzará niveles mucho más altos. Como dato informativo diremos que cada grado menos de temperatura hará que la factura aumente su consumo en un 8 %.

Para conseguir una eficiencia energética mayor, recomendamos usar aparatos eléctricos solo cuando sea necesario con la intención de no elevar los grados de la casa. De la misma, cocinar también aumentará la temperatura por lo que es un buen momento para preparar recetas que no necesiten cocción como ensaladas o platos de fruta. Por supuesto, a ser posible, utilizar un aparato de aire acondicionado eficiente.

En conclusión, esperamos que con la información facilitada en este artículo quede claro cuál es la mejor temperatura para estar en casa. La idea es que disfrutéis de vuestra casa tanto en meses de frío y de calor con el fin de controlar el consumo energético. Para conseguir este objetivo de forma más sencilla, no debemos olvidar los beneficios de contar con una empresa de aislamientos térmicos en Valencia y en otras zonas como Torrent.