Uno de las clásicas desventajas que tiene el verano es que ya se sabe lo incómodo que son las altas temperaturas veraniegas y más al estar en las viviendas. Está claro que el uso del aire acondicionado y los ventiladores ayudan a refrescar el ambiente, pero también son los causantes de que la factura de la luz se dispare todos los meses. Por ello, desde Provaiser hemos tomado la decisión de dar a los usuarios varios trucos efectivos para evitar el calor en casa que van mucho más allá de utilizar estos aparatos de refrigeración.

10 Trucos efectivos para evitar el calor en las viviendas

Antes de empezar, queremos dejar claro que contar con una vivienda mal aislada es el principal problema contra el calor y el primero que hay que subsanar. Los consejos que proponemos a continuación son muy prácticos para quitar unos cuantos grados a la casa, pero no hay nada mejor que un buen aislamiento térmico de un edificio en Valencia.

1. Prestar atención a la ventilación durante el día

El primero de los trucos efectivos para evitar el calor en casa tiene que ver con la ventilación. Jugar con la corriente que entra por las ventanas es una de las mejores maneras de refrescar el hogar. Es importante que esta ventilación sea cruzada, es decir, será necesario analizar por dónde entra el aire y por dónde sale. Normalmente, la eficacia se eleva al enfrentar ventanas o crear dicha corriente en diagonal.

Para maximizar los resultados de este método es importante cerrar las puertas de las habitaciones que no usemos si no están en línea recta con la ventana que hemos abierto. De esta forma, la corriente se moverá por la casa sin dispersarse en habitaciones que no vamos a usar.

2. Hermetizar las habitaciones con sol

Puede que a veces no corra nada de aire, o bien que entre el sol por alguna estancia en las horas de más calor. En ese caso, es preferible cerrar las persianas hasta abajo (dejando siempre unas rendijas para que circule un poco el aire), e, incluso, la puerta de la estancia para que no se propague el calor hacia el resto de la casa. Es mejor tener una habitación con una temperatura muy alta antes que dejar que ese calor se extienda por toda la casa.

3. Aprovechar la noche para refrescar el ambiente

Por la noche baja la temperatura  y es el mejor momento para ventilar toda la vivienda y poder hacer que circule el aire por toda la casa. Por supuesto, las puertas deben estar abiertas para que el aire tenga espacio para entrar y salir sin impedimentos.

4. Aislar ventanas

Las ventanas con un buen aislamiento térmico ayudan considerablemente a mantener el confort térmico en la vivienda. Por ello, se recomienda instalar doble acristalamiento y ponerse en manos de profesionales para que, como expertos, se pueda ofrecer a los usuarios los mejores consejos.

Como empresa de aislamientos térmicos en Valencia, en Provaiser podemos encargarnos de la instalación de las mejores ventanas del mercado.

5. Aislar la fachada o la cubierta

Tanto para los usuarios que vivan en viviendas independientes como en edificios comunitarios, se recomienda poseer un adecuado aislamiento y una capa de impermeabilización en la fachada y en la cubierta, ya que garantizará mejor resultado térmico en las viviendas.

6. Vaporizar agua

Contar con un spray lleno de agua para pulverizar, cada cierto tiempo, las estancias es un gran acierto para refrescar la vivienda. No hay que olvidar pulverizar las cortinas para ganar todavía más efectividad.

En este punto hay que tener en cuenta que es importante no empapar las habitaciones porque, de lo contrario, generaremos mucha humedad que empeorará la sensación de agobio en el ambiente. Debemos refrescar las estancias sin pasarnos.

10 Trucos efectivos para evitar el calor en casa

7. Evitar todo tipo de fuentes que emanen calor

El uso de electrodomésticos hará que se difunda más calor al hogar. Se recomienda poner siempre que se pueda, la lavadora o lavavajillas, como ejemplos, por la noche. Por otra parte, las bombillas incandescentes también dan mucho calor, por lo que es preferible cambiarlas por luces LED. Además, las luces LED reducen considerablemente el consumo eléctrico, por lo que también suponen un ahorro a largo plazo.

8. Colocar plantas que absorben el calor

Otro de los trucos efectivos para evitar el calor tiene que ver con las plantas. Además de embellecer, algunas plantas, como el helecho, el poto o la lengua de tigre, ayudan a mitigar el bochorno veraniego y purificar el aire. De hecho, muchos estudios indican que colocar varias plantas en una habitación puede llegar a reducir la temperatura en hasta cuatro grados.

9. Enfriar la ropa de cama

Para los días de más calor, introducir las sábanas dentro de la nevera por unas horas y colocarlas en la cama justo en el momento de ir a dormir es una buena solución. También, colocar las tradicionales bolsas de agua caliente, pero llenas de agua helada, debajo de la sábana bajera.

10. Colocar burletes debajo de las puertas

Además de ser productos económicos, los burletes ayudan a aislar mejor los diferentes espacios de la vivienda porque impiden que entre el calor a las habitaciones.

En conclusión, para evitar el calor en casa es necesario contar con un buen aislamiento térmico y seguir estos trucos. ¡Con todos estos trucos, se conseguirá ganarle la batalla al calor!