Se acerca el invierno. El frío, las noches largas y las tardes de lluvia van a ser las protagonistas de los próximos meses y, por tanto, tenemos que preparar nuestros hogares. Luchar contra la llegada del frío es posible si se siguen los consejos y trucos adecuados y en Provaiser vamos a daros los mejores.

Consejos para luchar contra el frío en casa

Lo primero que debemos tener en cuenta es que mantener equilibrada la temperatura depende, sobre todo, de la calidad del aislamiento térmico en la vivienda. Dependiendo del tipo de material utilizado en el aislamiento, los resultados varían considerablemente, pero utilizando celulosa, lana de roca o lana de vidrio siempre son de máxima calidad.

Junto al aislamiento térmico hay otros trucos y consejos a los que podemos sacar partido. A lo largo de este post, vamos a ofrecer información completa sobre cómo podemos maximizar el confort en la vivienda:

1. Aprovechar al máximo la luz solar

​Esto nos ayuda bastante a reducir el frío. Para maximizar el potencial de la retención del calor, aconsejamos mantener las persianas y cortinas abiertas durante el día y cerrarlas una vez que anochece. Así, los rayos de sol podrán incidir en las estancias que tengan la orientación adecuada y calentarán, de forma natural y gratis, la vivienda. Eso sí, hablamos de las persianas y cortinas, no de las ventanas. Aunque haya sol, en invierno nunca hace calor y puede ser contraproducente abrir las ventanas pensando que así calentaremos antes el hogar.

2. Asegurarse de dejar libre el espacio delante de los radiadores

Este consejo es indispensable para que los radiadores desprendan el calor adecuadamente y calienten la casa de una forma más rápida. Si colocamos sofás, muebles u otros objetos de gran volumen justo delante de ellos, dichos obstáculos absorberán el calor. Por el contrario, si la vivienda dispone de techos altos, sí es conveniente colocar una estantería justo encima de algún radiador para que el calor se canalice mejor. De hecho, si el radiador se encuentra debajo de una ventana, la repisa se encargará de detener la elevación del aire caliente y lo mantendrá en el ambiente de la estancia.

3. Las corrientes de aire son las grandes enemigas para combatir las bajas temperaturas

Por desgracia, muchas viviendas tienen sellados deficientes en sus ventanas y puertas que dejan atravesar el aire frío y rompen la climatización del interior. Por muchos grados que se intenten poner en el termostato, el calor se seguirá perdiendo. De cara a mejorar el confort en el hogar, es imprescindible contar con un buen aislamiento térmico con celulosa.

Para ello, no hay nada mejor que ponerse en manos de empresas especializadas en el sector como la nuestra. Si el edificio cuenta con material de aislamiento térmico en la parte exterior de su estructura y, además, una buena impermeabilización, se fomentará todavía más la climatización adecuada en cada vivienda. No debemos olvidar que los materiales aislantes conservan el calor en invierno y el frío en verano, lo que supone un importante ahorro energético. La instalación del aislamiento deriva en una notable bajada del consumo y, por tanto, del coste de la factura a final de mes.

frio en casa Valencia

4. Apostar por los tejidos gruesos

Son grandes aliados. Para los suelos, nada es mejor que utilizar alfombras para lidiar con las pérdidas de calor. Cuanto más gruesas, mejor. Esto es debido a la importancia del aislamiento, que recalcamos en casi todos los consejos. Además, las alfombras son perfectas para mantener los pies calientes. Usar cortinas gruesas con un forro térmico es una forma muy efectiva de proteger la vivienda de la pérdida del calor a través de las ventanas. En caso de que no queramos cambiar las cortinas, podemos cubrir las que ya estén puestas con material polar o, incluso, coserlas en la parte interior.

5. Utilizar radiadores eléctricos o de gas

Es la forma más usual de luchar contra la llegada del frío. Sin embargo, es importante que seamos prudentes y los enchufemos a una temperatura adecuada de 22 ºC y solo cuando estemos en casa. Así evitaremos gastar demasiada energía que puede convertirse en un buen susto a final de mes. También se pueden utilizar estufas de gas, pero son más peligrosas. Por ende, si hay niños pequeños en casa, estas no son aconsejables.

En el caso de que dispongamos de gas natural en casa, debemos recordar la necesidad de llamar a técnicos especialistas para que hagan una revisión en el circuito de calefacción antes de comenzar la época invernal. Así, asegurarán que todos los elementos funcionan perfectamente y purgarán los radiadores para que ofrezcan el máximo confort.

Te recomendamos ponerte en contacto con una empresa de aislamientos térmicos en Valencia para mejorar el confort en tu vivienda.