Conseguir un buen aislamiento acústico en Valencia y térmico es posible gracias a diferentes materiales. En Provaiser trabajamos con materiales especializados que permiten conseguir los mejores resultados a nivel térmico y acústico y, es que, un sólo material puede ofrecer ambas características. Con la celulosa insuflada, el corcho proyectado y la lana de roca podemos garantizar ambos aislamientos.

¿Qué nos aporta la celulosa insuflada?

El aislamiento con celulosa insuflada en Valencia es uno de los más destacados del mercado. Este material consigue un buen ahorro de energía, se fabrica a partir de elementos reciclados (hasta un 85 %) y su densidad es de 45 kilos por metro cúbico.

Sin embargo, lo que más nos interesa son sus características de aislamiento térmico y acústico. Es capaz de absorber las ondas sonoras que pueden atravesar tabiques, lo que limita la cantidad de ruido que se escucha. Posibilita unas tasas de aislamiento superiores a 7 decibelios, algo que otros materiales similares no logran igualar. Además, la protección aumenta al instalarlo de forma estanca.

Junto a esto, es un material que sirve para almacenar grandes cantidades de calor, pero sin transmitirlo. Esto es posible porque no crea puentes térmicos, los cuales permiten que el calor pase de un material conductor a otro. También regula la humedad y evita su propagación por las paredes.

Las claves del corcho proyectado en el aislamiento acústico

El corcho proyectado es otro material ecológico con capacidades termo acústicas. Está constituido por corcho triturado en polvo y disuelto en una solución con celulosa, una emulsión acrílica acuosa y colorantes. Esto facilita su instalación como revestimiento. Es transpirable y elástico y destaca por sus características como aislante térmico y acústico. También es un material excelente que podemos usar para impermeabilizar edificios.

Actúa como aislante cuando aumentamos la densidad del corcho, lo que impide que los ruidos de baja frecuencia lo traspasen. Es un material que no puede arder y reduce la transmisión de calor. Además, al aplicarlo en fachadas, protege el exterior de la aparición de las llamadas paredes frías. Esto evita la condensación en la fachada.

Aislamiento acústico en Valencia | Provaiser

Características de la lana de roca

La lana de roca se fabrica a partir de piedras volcánicas y su constitución fibrosa actúa como aislante térmico, aunque también protege de forma pasiva contra los incendios. Además, permite mantener aire seco en su interior de forma estable, lo que hace que el calor no llegue a transmitirse entre materiales. Esto también ocurre con las temperaturas bajas.

En cuanto a sus características de aislante acústico, su estructura elástica y multidireccional impide que el sonido se propague. Con esta disposición, las partículas del aire se detienen y contribuyen a disipar la energía sonora. Esto disminuye los ecos y las reverberaciones, a la vez que aísla del exterior.

También es un material que no puede entrar en combustión, lo que comparte con el corcho proyectado y la celulosa insuflada. Se le incluye en la clase A1 de la clasificación europea de materiales que reaccionan al fuego. Sus propiedades mecánicas se mantienen inalteradas a temperaturas superiores a los 1000 ºC, lo que lo convierte en un material muy utilizado en la construcción de edificios.

Sin duda, es uno de los principales productos que podemos utilizar para mejorar las características acústicas y térmicas de nuestro hogar. Su instalación es sencilla, apenas requiere de mantenimiento y conserva sus propiedades durante años sin bajar el rendimiento en ningún momento.

Las ventajas del aislamiento acústico

Son muchas las ventajas de instalar un aislamiento acústico en casa pero, sin duda, la más interesante tiene que ver con el confort. Vivir en una calle con mucho tráfico o atascos de vehículos dejará de ser una molestia porque el sonido de los coches no entrará en la vivienda. Las viviendas que se encuentran cerca de terrazas, discotecas o zonas de fiesta también reducirán considerablemente el ruido que entra por la noche, favoreciendo el descanso y la tranquilidad de las familias.

Sirenas de policía, gritos, el ruido del camión de la basura, música en casa de los vecinos… Son muchos los sonidos que perturban el día a día en una casa y con un buen aislamiento acústico es posible decirle adiós a todos ellos.

Varias opciones útiles

En definitiva, con estos materiales podemos mantener un buen aislamiento acústico y térmico. Habrá que elegir entre uno u otro en función de nuestras necesidades y el uso que les queremos dar. Sin embargo, estamos seguros de que obtendremos unos resultados adecuados, que aumentarán la comodidad dentro del hogar y su eficiencia energética.

Como empresa de aislamientos térmicos en Valencia, en Provaiser estamos especializados en la instalación de cualquier tipo de material. Consulte con nosotros las opciones disponibles y le aconsejaremos la que se adapte a sus necesidades. Podemos aislar su vivienda rellenando las cámaras de aire o impermeabilizar fachadas y cubiertas con varios materiales. Olvídese de las molestas humedades por filtración, capilaridad o condensación.