El término passivhaus o vivienda pasiva cada vez está más de moda. Este tipo de viviendas han elevado su precio y ofrecen todo tipo de ventajas pero, ¿sabes ya qué es una vivienda pasiva?

Las viviendas pasivas de Valencia forman parte de un estándar mínimo voluntario para la vivienda sostenible que minimiza el impacto ambiental del edificio. Este estándar produce edificios ultraeficientes que requieren poca energía para mantenerlas frías o calientes. Al igual que existe esta certificación, podemos encontrar un estándar mínimo similar, Minenergie-P, usado en Suiza al igual que en otros países de todo el mundo. El término pasivo significa que el edificio no requiere la gestión activa del calor o el aislamiento para preservar la comodidad de los ocupantes. La instalación de viviendas pasivas se clasifica en diferentes tipos que vemos a continuación.

Características de una vivienda pasiva

La vivienda pasiva completa es aquella donde el consumo de energía está optimizado. Este tipo de instalación nos ofrece aire acondicionado, calefacción por aire central, iluminación automática y cableado eléctrico de alto grado. El consumo de energía también se optimiza a través de la ingeniería eficiente, el aislamiento y la conservación del agua. Puede incorporar sistemas de calefacción y de refrigeración geotérmicos. Este tipo de edificio también ha reducido los costos de mantenimiento y operación y nos ofrece una factura de energía reducida.

Los edificios mixtos incluyen sistemas pasivos completos y parciales. Las características pasivas de la instalación se combinan con las activas, generalmente en forma de sistemas de aislamiento de control climático. Estos sistemas nos ayudan a conservar la energía. Como es posible regular la temperatura, el edificio proporciona algo de calefacción y refrigeración. Si necesitas más ayuda en ese sentido, puedes consultar nuestros consejos para evitar el frío en casa.

Las casas pasivas son edificios diseñados para conservar energía. A menudo contienen un núcleo central donde se ubican los componentes críticos del sistema y que minimiza el consumo de energía. Estos edificios también se denominan casas verdes. Pueden contener una estructura individual o de varios pisos y, generalmente, se construyen en una losa de concreto.

Características de casas pasivas

La casa pasiva está construida con una variedad de diseños. Hay varios tipos, como a dos aguas, rectángulo y elástico. Para cada diseño, el edificio está diseñado para hacer el mejor uso del espacio disponible. El área del piso se maximiza y las entradas están al nivel de los ojos para facilitarnos un mantenimiento y una limpieza más fácil. También se usan tragaluces techados para proporcionarnos ventilación natural y garantizarnos el máximo brillo dentro del edificio.

Una casa pasiva típica tiene un garaje adjunto a la casa para mayor seguridad y comodidad. La puerta del garaje se puede levantar y abrir desde el interior de la casa, mientras que, con garajes tradicionales, las puertas deben levantarse manualmente desde el exterior. Algunos edificios incluso tienen unidades de aire acondicionado instaladas dentro de la estructura para la comodidad de los ocupantes.

Hogar y confort

Si bien es cierto que a menudo las técnicas pasivas son consideradas no interactivas, la verdad es que existen ciertos controles necesarios para que el proceso sea lo más amigable posible. Por ejemplo, un edificio puede utilizar la energía solar para la calefacción y el aire acondicionado. Los sistemas de cierre automáticos se utilizan cuando las puertas y las ventanas están cerradas, y se pueden programar electrodomésticos, como lavadoras y secadoras, para que se apaguen automáticamente tras un período de tiempo preestablecido. Algunos edificios contienen un pequeño sistema de ventilación mecánica, y las cortinas son empleadas para que la temperatura del exterior entre en el interior del edificio.

En definitiva, el concepto de vivienda pasiva no es nada nuevo, pero los recientes avances en la tecnología han hecho posible la creación de edificios de alta eficiencia y bajo consumo de agua. Algunas personas optan por alquilar sus propiedades, mientras que otros viven en ellas a tiempo completo o las utilizan como segunda residencia. Podemos encontrar una amplia gama de casas pasivas y propiedades disponibles para elegir, por lo que debe ser fácil encontrar una propiedad que funcione bien para nuestras necesidades.